elementos de la sala de calderas

Los edificios con calderas centrales son muy habituales en nuestro país. Da igual que sean pasa uso púbico o residencia, se trata de una solución típica. Pese a su abundancia, siguen siendo unos grandes desconocidos para la mayor parte de la población. ¿Sabes cuáles son los principales elementos de la sala de calderas? No te preocupes. Vamos a tratar de presentártelos en estas nuevas líneas de nuestro blog. ¡Comenzamos!

Ya sabes que en SAEMAC vas a encontrar a un equipo especializado en el mejor mantenimiento de salas de calderas. Si lo que buscas es profesionalidad, eficacia y resultados, no dudes ni un instante y ponte en nuestras manos. Estaremos encantados de ayudarte, valorar tu situación y ofrecerte soluciones ajustadas a tus necesidades. Así de sencillo.

Una sala de calderas es aquella estancia donde se encuentra instalado el sistema encargado de la quema de combustible para acercar calefacción y agua caliente a las distintas dependencias o viviendas del inmueble. Lo más habitual es que se utilice el gas o el gasóleo. Son, sin lugar a dudas, las dos fuentes principales vías para generar calor. Atrás ya se ha quedado el carbón, que hace años era la fuente principal de energía.

¿Cuáles son los elementos de la sala de calderas imprescindibles?

Aunque no suelen diferir mucho unas de otras, sí que es posible que haya ciertos componentes distintos de una sala de calderas a otra. Eso sí, otros son constantes y nos los encontraremos en cualquier edificio al que acudamos. Entre los principales elementos de la sala de calderas, podríamos destacar los siguientes:

  • Caldera.
  • Quemador.
  • Sistema de impulso y retorno.
  • Circuito de distribución.
  • Circuito de impulsión.
  • Depósito de inercia.
  • Vaso de expansión.
  • Depósito de acumulación de agua caliente sanitaria.

En nuestra experiencia, estos son los elementos de la sala de calderas imprescindibles. Como decimos, a partir de aquí, se podrán añadir o quitar otros, ya que no todas las instalaciones disponen de los mismos. Todo dependerá de la cantidad de viviendas o dependencias a las que haya que distribuir calor o agua caliente.

Otro punto que tienes que saber es que, por seguridad, las salas de calderas deben cumplir con ciertos mínimos. Uno de ellos es ofrecer una resistencia mínima al fuego de 120 minutos. Además, también habrá que colocar extintores tanto en el interior como en el exterior de la misma.

Del mismo modo, otro de los elementos de la sala de calderas al que hay que prestar atención es a las puertas. Tienen que actuar como cortafuegos en caso de accidente, reteniendo el incendio y evitando que se propague al resto del edificio.